Excursiones

La posada Milli Vina está en Hvítárbakki.
Hvítárbakki es una factoría en un entorno precioso cerca del río Hvítá. El pueblo más cerca es Borgarnes.

En la parte occidental de Islandia se pueden encontrar muchos lugares interesantes y sorprendentes:

Deildartunguhver – La fuente geotermal está situada al km 16 de la carretera número 50.
Es una fuente de agua caliente que, con una velocidad de 180 litros/segundo y una temperatura de 97°C, es la m´s grande de Europa. Parte del agua se utiliza para la calefacción urbana, con una tubería que proporciona aua caliente a Borgarnes (34 km) y a Akranes (64 km; la más larga de Islandia y con una temperatura del agua de 78-80 °C cuando llega a Akranes).

La histórica localidad de Reykholt y Snorralaug – al km 20 de la carretera número 518.
Es uno de los lugares históricos más memorable de Islandia, donde hubo una de las escuelas más importantes del país durante años.
Reykholt es famosa sobre todo por ser la casa del autor islandés más conocido, Snorri Sturluson, durante los años desde 1206 hasta 1241. Él fue tambíen un líder político y uno de los hombres más ricos de Islandia en la era de los Sturlungar. Snorri fue el autor de Heimskringla, la historia de los reyes de Noruega, y de Edda Prosaica, una fuente de informaciones sin precio sobre la mitología y la poesía nórdicas. Una antigua piscina geotermal calentada, Snorralaug, fue nombrada después de él. Es una de los pocos restos bien preservados del período medieval de Islandia. Snorrasofa es un centro cultural y tiene un instituto de recerca en estudios medievales. Ofrece exhibiciones históricas, visitas guiadas y conferencias. Se puede asistir a recitales de música en la iglesia de Reykholt.

Hraunfossar y Barnafoss – km 37 de la calletera número 518

Las cataratas Hraunfossar y Barnafoss son estupendas y un fenómeno natural insólito. Muchos viajeros visitan estos tesoros naturales sorprendentes.
Las cataratas de Hraunfossar son incríbles: fuentes claras y frías de agua subterránea se filtran a través de la lava y corren creando pequeñas cascadas y rápidos de aguas bravas hacia el río Hvítá.
Barnafoss han ido evolucionando a lo largo de la historia, con el río que ha ido escavando en la lava corriendo en un barranco estrecho y empinado. Solía haber un puente que cruzaba el río, formando una conexión entre los ditrictos de Hálsasveit y Hvítársíða.
Hraunfossar están protegidas desde el 1987.
Hay un amplio punto panorámico que ofrece una vista estupenda sobre Lava Falls y el río Hvítá. Hay aparcamiento con cafetería abierta durante los meses de verano.

Cavas y Península de Snæfellsnes

Baula – la montaña Baula y el cráter Grábrók – a 40 km de distancia.
Carretera nr. 1
La montaña Baula, con su color rojizo o naranja debido a su composición de rocas riolitas, se encuentra en la parte occidental de Islandia cerca de la carretera nr. 1. La universidad de Bifröst y los pictorescos cráteres de Grabrok están ahí cerca.
Geológicamente, la montaña está clasificada como una “intrusión” (o, en términos geológicos, un batolito, o sea una masa de roca que fue empujada hacia arriba desde el interior de la tierra hacia la superficie).
Baula se caracteriza por un cono casi perfecto y por su “hermanita” ahí cerca, el Litla-Baula, donde se encuentran los raros filones columnares de riolite. Juntass, Baula y Litla-Baula han sido definidas a menudo como la pareja de montañas más bonitas de Islandia.

La Cueva Viðgelmir – 50 lm – Calle nr. 518
Viðgelmir es un tubo de lava situado en el campo de lava de Hallmundarhraun en el districto de Fljótstunga. El techo del tubo de lava se derrumbó, creando dos grandes aberturas cerca de su extremo norte, las cuales son las únicas entradas conocidas. Viðgelmir es largo 1585m y la parte más amplia del pasaje de la cueva mide 15.8m de alto y 16.5m de ancho, resultando así el más grande de su tipo en Islandia sin dudas. La cueva tiene una entrada ancha pero se angosta en algunos puntos. Esta cueva contiene esculpturas naturales de hielo sorprendentes, así como estalagmitas y estalactitas. En el 1991 instalaron una cancela de hierro para preservar esas formaciones delicadas de lava, o espeleotemas, que aún no han sido destruidas. Largos tramos del suelo de la cueva son muy accidentados y no habría que recorrerlos sin una guía. El acceso y visitas guiadas están proporcionados en Fljótstunga. Pruebas de habitación humana, probablemente de la era vikinga, fueron descubiertas en la cueva y están preservadas en el Museo nacional de Islandia.
La mayoría de estalactitas y formaciones de lava se rumpieron o sufrieron daños, razón por la cual la cueva está cerrada hoy en día y abierta al público sólo si acompagnados por alguien de la granja.
La cueva está abierta al público sólo para los primeros 70m. Fue declarada área protegida en el 1991.

La Cueva Surtshellir – a 57 – En la calle de montaña nr. F578
Surtshellir es una cava de lava que mide aproximadamente 1.6km de largo; es la cava más larga de este tipo en Islandia. Aunque ya esté mencionada en la obra medieval Landnámabók, Eggert Ólafsson fue el primero a proporcionar una documentación minuciosa de la cueva en su 1750 viajes de la región.
Siendo de origen volcánica, las paredes de su interior están compuestas por estratos vitrificados de magma y basalto. El techo de la cueva mide circa 10m en su punto más alto, y los túneles miden circa 15m en su punto más ancho. El suelo está cubierto constantemente por un revestimiento de hielo y fragmentos de lava solidificadas caídos, y grandes espeleotemas son comunes en la cueva. La altura del techo varia mucho a lo largo de la cueva, y en las extremidades mide sólo 2-4 m.
En el siglo X, la cueva y los pasajes que conducen fuera de la cueva principal fueron empleados como escondrijos por parias y bandidos, que iban a robar el ganado a los granjeros y pastores que vivían en la zona. Pruebas de su existencia fueron encontrada en forma de osos de obejas y de bueyes que comían; en uno de esos túneles también habían construido una puerta.

No podemos olvidarnos de sugerir la península de Snæfellsnes, situada al oeste de Borgarfjörður.
Fue nombrada la Islandia en miniatura, porque ahí se pueden ver muchos de los sitios nacionales, entre ellos el volcán Snæfellsjökull, considerado como uno de los símbolos de Islandia. Con su altura de 1446m, es la montaña más alta de la península y tiene un glaciar en su pico. Se puede ver el volcán desde Reykjavík los días despejados, desde una distancia de cerca 120km. La montaña está también conocida como el escenario de la novela Viake al Centro de la Tierra por el autor francés Jules Verne. El área que rodea Snæfellsnes fue designada como uno de los cuatro Parques Nacionales por el gobierno de Islandia.

Senderismo

Áreas maravillosas para visitar son Arnastapi, con su senderos bonitos a través de la lava y en la playa.
A lo largo de la costa hay unas formaciones de roca únicas que hay que ver. Luego, Búðir es un aldea pequeña en los campos de lava de Búðahraun en Staðarsveit y cerca de una montaña maravillosa y especial: Kirkjufell, con sus colores y su simetría única en cada estación: Kirkjufell.

Piscinas
Ir a las piascinas descubiertas en islandia es una experiencia única, especialmente cuando la temperatura afuera es unos grados bajo cero.

Húsafell
Esta piscina es una de las instalaciones de recreo más populares en el área. Originariamente fue construida en el 1965, pero, desde entonces, la piscina y su alrededor fueron amejorados muchas veces. En la temporada de verano está abierta cada día. En la temporada de invierno sólo está abierta los fines de semanas.
La piscina está cerrada en diciembre y enero.

Borgarnes
En el centro deportivo hay: una piscina descubierta de 25 x 12,5m , 3 toboganes de agua, una piscina para niños, 2 Jacuzzis (una de ellas con idromasaje), área de agua con burbujas, piscina cubierta de 12,5 x 8m, un baño turco directamente desde Deildartunguhver, una sauna y unos bancos para disfrutar del sol.
Está abierto todo el año.

Just afuera de Borgarnes hay uno de los mejores campos de golf de Islandia. Hay uno también en Húsafell.

Puedes difrutar de tu viaje en esta parte maravillosa de Islandia. Muchos senderos atraversan el oeste de Islandia. Para los que prefieren rutas más difíciles, en ciertas temporadas se pueden hacer excursiones en los glaciares Langjokull y Snaefellsjokull.